Open post

El aterrizaje de los Texan II en Colombia

Desde los últimos sesenta años, la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), se había presentado como un exitoso usuario de los Cessna T-37 Tweets, en sus diversas variantes, operando siempre en el Comando Aéreo de Combate 1 (CACOM), en la Base Aérea de Palanquero, ubicada al noreste de la capital Bogotá. Después de aproximadamente 53 años de servicio, los Tweets vieron su retirada, debido a la llegada del Beechcraft T-6C Texan II, que ha aterrizado para unirse a un segundo operador en Sudamérica, ¡Se está creando una nueva historia!
Los últimos Tweets de América

El camino de la FAC hacia la renovación en su entrenamiento de ala fija y activos de combate, sin duda, está tomando forma, debido a ello, se ha visto como los Cessna A-37 Dragonfly, de la era de Vietnam, y su hermano gemelo de entrenamiento, los Tweets T-37, recientemente se han retirado del servicio activo del CACOM 3, el 31 de marzo de 2020 y de CACOM 1 en Palanquero, en junio de 2021, respectivamente.

Es así como los primeros quince Tweet T-37C ligeramente armados (FAC-2100 a FAC-2114), fueron adquiridos por la FAC para volar desde la base aérea de Palanquero, en 1968, reemplazando al Lockheed T-33 Shooting Star, mientras que la última entrega de excedentes de T-37B de la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF), comenzó en 2010. Alrededor de 38 Tweets sirvieron la Fuerza Aérea Colombiana, transformándose en el último avión operacional de esta clase en las Américas.

Durante una ceremonia oficial de retiro en la base aérea de Palanquero (PQE) el 10 de junio de 2021, los dos últimos Tweets presentaron una formación de vuelo con dos de los nuevos monomotor Beechcraft T-6C Texan II, anunciando su retirada del servicio operacional FAC, luego de 53 años de servicio, donde entreno cerca de 1500 pilotos, ello de acuerdo al Comandante de Grupo Coronel Alexander “Lex” Arbolera Medina. El mismo Teniente Coronel, quien voló el Tweet, señaló que el pequeño avión bimotor se volvió difícil de mantener, ya que podría demorar de dos a tres meses que sus repuestos sean entregados.

Es así como los desafíos en el entrenamiento para la Escuela de Pilotos T-37 se hicieron cada vez más difíciles de superar, lo que al final guió el inicio de las negociaciones con la empresa estadounidense Textron,  en 2018.

Actualmente, los Tweets dados de baja restantes del Escuadrón de Combate 116 “Tango” han sido marginados a los hangares exteriores y las dependencias de mantenimiento de la base aérea , ello a la espera de pasar el resto de su vida en un mástil honorífico, o en un museo.  De esta manera, la Fuerza Aérea de Pakistán es ahora el único operador militar restante del viejo Tweet en el mundo.

Hélices en lugar de jets

Previo a seleccionar el Beechcraft T-6C Texan II, existían varias opciones de reemplazar el T-37. Bajo esta misma línea, los Colombianos crearon la “Selección Aeronaves de Instrucción Básica y Primaria Mediante el Modelo AHP Difuso (Fuzzy Analytic Hierarchy Process) Para la Fuerza Aérea Colombiana”, proyecto que incluía una nueva fábrica C-172 destinada al entrenamiento básico.

De acuerdo a fuentes internas de la FAC, el brasileño Embraer A-29 Super Tucano; el suizo Pilatus PC-9 y PC-21, el coreano KAI KT-1 y el Czech L-39NG, son los únicos aviones que fueron evaluados por la FAC. Finalizando, en una pequeña lista, se encontraban el Pilatus PC-21 y el Texan II. Enfocándose en el futuro, los requerimientos para la Fuerza Aérea Colombiana no solo reemplazan al envejecido T-37 en su papel de entrenamiento, sino también algunos aspectos sugirieron un proyecto de modernización similar al del Embraer A/T-27 Tucano, los que actualmente, han sido retirados de su papel ofensivo ligero, dieron mas chances al Texan II. Lamentablemente para la compañía aeroespacial Pilatus, el PC-21 carecía de capacidades ofensivas que pudieran volverse cruciales para el conflicto interno de Colombia con las distintas fracciones guerrilleras.

El costo de adquisición, el costo del ciclo de vida, los tiempos repartidos, así como también las relaciones estratégicas se tomaron en cuenta en la selección, la cual en junio de 2020, condujo al T-6C a convertirse en el ganador del proyecto, siendo elegido el Beechcraft T-6C Texan II.  Se entiende que el proceso de adquisición dentro del Comando General de la FAC fue levemente complicado y que el obtener el reemplazo de un Tweet fue todo un desafío, de hecho, los fondos en la Fuerza Aérea Colombiana fueron desplazados y todas las unidades de la FAC tuvieron que reducir ligeramente el gasto en pos de la adquisición del entrenador turbohélice.

Es así como los Texan II cuenta con una arquitectura abierta, con tres pantallas de cristal líquido multifuncional, un sistema de control de vuelo con acelerador y palanca (HOTAS), dos asientos eyectables Martin-Baker MkUS16LA 0/0 y un Control Integrado Inicial (UFCP). Además, cuenta con aviónica Advanced Esterline CMC Cockpit 4000, con doble sistema de gestión de vuelo (FMS) certificado por la FAA, sistemas de navegación de GPS/ INS, pantalla Heads-up (HUD) y grabadora digital de video, entre otros sistemas de última generación. En términos de rendimiento, el Texan II tiene un motor Pratt & Whitney PT6A-68, con un poder de 1.100 hp, lo cual  le permite volar a una altitud de crucero de 31.000 pies (9,45 km) y alcanzar una velocidad de 316 nudos (585 km/h), con un rango de 883 millas nautica (1.637 km).

Actualmente, la instalación de mástiles electromagnéticos en seis puntos fuertes (tres por lado) en la base del ala, le permite a los operadores llevar almacenamientos externos. La configuración estándar de la OTAN, de 14 pulgadas, no está incorporada, aunque todo el resto de provisiones están instaladas y listas para ser usadas.

Conociendo los nuevos activos de Colombia.

Previo a que el primer Texan fuese entregado a la Fuerza Aérea Colombiana, cinco jóvenes, entre tenientes y capitanes, llegaron desde diferentes entornos operativos, junto con cinco técnicos terrestres, para recibir capacitación en las instalaciones de Beechcraft en Wichita, Kansas. Los pilotos tuvieron dos meses de entrenamiento, de los cuales dos semanas fueron de escuela en tierra. Se realizaron dieciséis vuelos de entrenamiento por estudiante, en los que se realizaron vuelos de instrucción general, de bajo nivel, instrumentación y acrobacia aérea.

El jefe de Pilotos de Textron Aviation, e instructor de demostración de entrega, Jonatan Wrinn, ha quedado gratamente sorprendido por sus estudiantes colombianos, de hecho, comentó sobre sus progresos: “En efecto, decidimos acelerar el programa y en lugar de esperar hasta los diez vuelos para ir en formación cerrada, con los estudiantes colombianos lo hicimos en el tercer y cuarto vuelo” añadiendo que “las capacidades de los pilotos colombianos nos llevaron a poder aterrizar en formaciones cercanas que nosotros no conocíamos”. El veterano de la USAF, además comentó que: “mucho de eso ayudó, ya que estos aviones son muy, muy fáciles de mantener juntos en formación, además el avión tiene una gran relación peso – potencia y la respuesta de potencia en el T-6 es más veloz que en un jet. Cuando se acelera al máximo, y el Texan no está sobre el par ni sobre la temperatura, está manteniéndose, produciendo reacciones más vivaces, algo que les permitió avanzar en las maniobras y tácticas mucho más agresivas que las que aprendieron la primera vez”.

La ceremonia de entrega de T-6C, en abril de 2021l, fue asistida por: Tom Hammoor, Presidente y Director Ejecutivo (CEO) de Textron Aviation Defense, el General Mayor Pablo Enrique García Valencia, Segundo Comandante y Jefe del Equipo de la Fuerza Aérea, el General Mayor Henry Quintero Barrios y muchos otros.

El 4 de mayo de 2021, los T-6C FAC-2350 (N2878B) y FAC-2351 (N2804B) abandonaron las instalaciones de Beechcraft en Wichita, comenzando un viaje de cinco días al sur, realizando varias paradas en Centro América. El 8 de mayo el FAC2350 aterrizó confidencialmente en Bogotá, la capital de Colombia, mientras que el FAC2351 experimentó un retraso, aterrizando finalmente en el país el 13 de mayo. El Comandante de la Fuerza Aérea Colombiana, General Ramsés Rueda, destacó al arribo del T-6 como “un avión con los más altos estándares, con el cual se puede capacitar a nuevos pilotos, hoy y en el futuro, para ser parte del escuadrón de combate, y defender nuestra soberanía nacional” y luego continuó: “Los Colombianos saben que su Fuerza Aérea persigue los estándares de la OTAN, y ahora que somos sus socios globales, apuntamos a la interoperabilidad”.  Por su parte, el Comandante de PQE, General de Brigada Juan Jaime Martinez Ossa señaló que “el aterrizaje de los Texan es un importante comienzo para los nuevos pilotos en la FAC”.

Con la introducción del T-6C al escuadrón, el nombre cambió a: Escuadrón de Entrenamiento Vuelo Básico T-6C “Texan”.

Medios de comunicación colombianos reportaron que el contrato para la adquisición de los primeros tres T-6, firmados con la compañía estadounidense, está avaluada en $109,190,028,324 millones de pesos colombianos, equivalente a 28.7 millones de dólares aproximadamente. Esto incluye repuestos, equipo terrestre, capacitación para pilotos, equipo de mantenimiento, etc. Hay bastante especulación sobre la cantidad exacta de aviones en orden. El General Martínez espera recibir entre dos a cuatro aviones más en 2022, cumpliendo un total de 12 Texan, los que serán asignados al Escuadrón 116. El General Rueda señaló en su discurso durante la recepción de las aeronaves, que el requerimiento de la FAC para el T-6C se establece actualmente en 24 aviones.

Se está creando un nuevo equipo de demostración aérea

El Comandante de la nueva marca del Escuadrón T-6, Capitán Cristian Andrés “Warrior” Guerrero, siente que es un verdadero honor el liderar este nuevo paso para la FAC.  “Esto requiere de mucha responsabilidad, lo que no siempre es fácil, pero veo esto como una de las mejores cosas que me han sucedido en la vida”, y continúa, “el avión tiene grandes capacidades, las que le permitirán a los pilotos multiplicar sus habilidades. Algunos jóvenes tenientes que llegan, tienen sólo 40 horas de entrenamiento básico de vuelo. En mi Escuadrón, ellos volarán alrededor de 150 horas en vuelo acrobático, formación cercana y misiones aire- aire y aire- tierra, proporcionándoles la capacidad de convertirse en pilotos de combate”.

El Capitán Guerrero además supervisa al recién establecido equipo acrobático, creado recientemente, donde los primeros pasos se están dando con cuatro Texans equipados con generador de humo. El objetivo es integrar al equipo a seis aviones para exhibiciones y dos T-6 como repuesto. Por su parte, el Teniente Coronel Arbolera anunció orgullosamente que Izeth “Linx” Fiandiño, una joven mujer Capitán, se convirtió en la primera directora del equipo nuevo, de hecho ella fue la primera piloto mujer en el A-29 Super Tucano de la FAC en 2013, mientras que en 2015 se convirtió en la líder de una misión de combate.

En 2021, la Capitan fue seleccionada para ser instructora de piloto de la nueva marca Texans. Ella tendrá una desafiante tarea por delante, liderando a su equipo como orgullosos embajadores de la Fuerza Aérea Colombiana alrededor de América.

El Comandante de Grupo señaló que la FAC está observando equipos o escuelas acrobáticas, comerciales y militares en América y el Reino Unido, aunque en el proceso de nombramiento, aún no se han tomado decisiones concretas.

Además del nuevo equipo, el Teniente Coronel Arbolera también está dirigiendo la escuela, la que aún permanece establecida en Palanquero, pero que se planea trasladar hasta Cali.  El proyecto bajo el nombre “Skyhawk”, cuenta con cuatro nuevos Ce-172 y operarán bajo el mismo coordinador que el equipo Texan. No obstante, ahora se planea que los Cessnas se basarán en una pista de aterrizaje de concreto en “Velásquez”, de 1600 metros, a unos 15 minutos al sureste de PQE. Este último se considera demasiado ocupado para el 20-24 Ce-172, los que están planeados para operar en la formación primaria de pilotos.  La escuela se llamará: “ESIAF”: Escuela Internacional de Ala Fija (International Fixed Wing School) para formación primaria (básica) y avanzada, obviamente dirigida al mercado militar latinoamericano.

Hasta el año pasado, el entrenamiento de pilotos de la Fuerza Aérea en Colombia se concentró alrededor de los Tweet: T-90 Calima, T-41 Mescalero, T-27 Tucano y T-37. La estandarización con los Texan C-172 y T-6C significa un gran paso hacia adelante para la Fuerza Aérea Colombiana.

PQE Comandante General de Brigada Martínez

El General ascendió a su actual cargo en el CACOM 1 en noviembre 2020, en Palanquero, con un historial de ex piloto de combate y de transporte con cerca de 6.300 horas en su bitácora donde enumera al  Tweet, Bronco, Do-328, Super Tucano y Fokker F-28. Su responsabilidad se distribuye por el espacio aéreo de siete estados, con unos 6,7 millones de habitantes. Su base aérea es el hogar de algunas leyendas de aviación militar, como el  Douglas/Basler AC-47T Fantasma y el IAI Kfir COA, así como también los nuevos Texans, Cessna 208 Grand Caravan, Casa Cn-235EW y un solo IAI Arava.

El Comandante de CACOM 1 comentó “sueña con tener un equipo acrobático y estamos trabajando duro para lograr ese objetivo”.  De acuerdo con el General, al Kfir sólo le quedan dos años como el principal bombardero de combate en la Fuerza Aérea Colombiana, ya que los repuestos no son fáciles de conseguir, debido a que son muy costosos, de hecho,se estima que para sólo una hora de vuelo, el costo es de aproximadamente 7.000 dólares.

“Los Colombianos deben entender que este proyecto es para defender a la nación y que la inversión de un nuevo avión de combate va en pro  de la seguridad de nuestro país”. El General Martínez agregó que después del 2023, será un desafío el garantizar la defensa aérea.

Informes recientes, así como una fuente de la FAC sugieren que el gobierno ha recibido ofertas por F-16AM/BM de la Real Fuerza Aérea de Dinamarca (RDAF) mediante el programa de Ventas Militares al Extranjero (FMS) en conjunto con Estados Unidos. Estos cazas se ven como una solución intermedia para los nuevos F-16V, los que podrían estar disponibles para 2025. Sin embargo, todavía no se tiene información concreta sobre algún contacto firme entre Lockheed Martin y Colombia. El General señala diplomáticamente que el proyecto aún está bajo revisión, pero que hay tres candidatos (Viper, Gripen y Typhoon) que están siendo estudiados. “Ésta es una decisión política”, concluye el General.

De esta forma los pilotos de la Fuerza Aérea Colombiana estarán preparados para cualquier nuevo reemplazo de Kfrir que sea necesario, independiente del resultado en la nueva selección de aviones de combate de la FAC y su nuevo paso junto al Beechcraft T-6C Texan II.

 

Artículo tomado de: https: //vortexxmag.com/el-aterrizaje-de-los-texan-ii-en-colombia-2/

Imágenes tomadas de: //vortexxmag.com/el-aterrizaje-de-los-texan-ii-en-colombia-2/

Scroll to top